sábado, 6 de noviembre de 2010

Cerebro y agresión: El placer de la violencia (Nucleo Accumbens)


Cuando hablamos de la etiología del trastorno asocial desde el punto de vista biológico encontraremos una serie de disfunciones tanto estructurales como fisiológicas. Dentro de las “irregularidades” podemos mencionar:
Alteraciones a nivel de la somatostatina en el LCR de algunos psicópatas, concomitante a una disfunción de la serotonina. Otros han encontrado que los niveles circulantes de testosterona y de la dopamina (“psicópatas” cuatro veces a los “normales”) tienen una influencia directa en la provocación de la conducta agresiva. El llamado núcleo accumbens, se encuentra mucho más activo en los cerebros “psicópatas” cuando tienen la expectativa de una recompensa económica en comparación de los pacientes “normales”, y al establecer altos niveles de dopamina, ésta elimina distractores secundarios (empatía) y permite establecer el enfoque único de la recompensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada